Hablamos sobre la Enfermería Oncológica con Ana Garnica

Enfermería_Oncológica Hablamos sobre la Enfermería Oncológica con Ana Garnica

Hace unas semanas realizamos unas preguntas a Ana Garnica,Directora del Máster en Enfermería Oncológica de MPG y Enfermera Supervisora de Formación de Enfermería del Hospital MD Anderson.

 

          Sabemos que el papel de la enfermería oncológica exige cada vez mayor formación académica, ¿Cuáles son las competencias y habilidades profesionales que se les exigen a los enfermeros especializados en oncología actualmente?:

Es un hecho que la especialización en enfermería oncológica ha favorecido el desarrollo de conocimientos y habilidades en esta área del cuidado, proporcionando la oportunidad de liderazgo y toma de decisiones y redes de trabajo de investigación del cuidado oncológico en España. La especialización es vital para fortalecer la enfermería y así proporcionar servicios de calidad a la sociedad y a nosotros mismos.

El papel de los profesionales de oncología exige de una actualización continua para responder a nuevas demandas por parte de la población, todas las actuaciones deben ser afrontadas desde una visión interdisciplinar y consensuada, como garantía para mejorar los objetivos terapéuticos y de calidad de vida de los enfermos.

El marco de Competencias se establece en tres pilares básicos: Conocimientos, Habilidades Técnicas y Actitudes.

En España, la Sociedad Española de Enfermería Oncológica (SEEO) está trabajando en establecer un área de capacitación para la enfermería oncológica donde se reconozca que es un área con pacientes y tratamientos especiales a quienes hay que realizar unos cuidados que también lo son.

Las principales intervenciones de enfermería, definidas por la SEEO van encaminadas a:
  • Proporcionar atención integral al paciente y familia, respondiendo a sus necesidades individuales, propiciando los máximos niveles de recuperación de su autonomía e instándole a participar activamente en el proceso
  • Promover el desarrollo de la persona, impulsando la capacidad de adaptación y crecimiento del individuo, durante todo el proceso de su enfermedad.
  • Establecer una relación terapéutica y de apoyo hacia el cliente y su familia. Siendo sus aliados, sus colaboradores a lo largo del proceso.
  • Contribuir a una atención especializada, mediante el seguimiento clínico, la prevención, detección y control de síntomas, el uso de la tecnología propia y la administración segura y correcta de tratamientos complejos.
  • Elaborar protocolos de actuación propios para el manejo de problemas más frecuentes, trabajando en un entorno multidisciplinar. Garantizar la continuidad de la atención, con coordinación e interrelación entre las diversas áreas asistenciales.
  • Promover la investigación, para mejorar los fundamentos de los cuidados basados en la evidencia. Mantener la Formación Continuada en las áreas de conocimientos, habilidades técnicas y de comunicación.
  • Actualizar la práctica clínica mediante el contacto con otros profesionales.

 

          Teniendo en cuenta dicho papel de los profesionales y el nivel de presión de los pacientes, ¿De qué manera puede influir la comunicación asertiva y la empatía que ejercen los enfermeros sobre el nivel de ansiedad de los pacientes oncológicos durante el tratamiento?

Como profesionales de oncología pasamos mucho tiempo con los pacientes oncológicos y por eso tenemos una gran responsabilidad a la hora de informar y educar al paciente, ayudándole a conocer su proceso, el tratamiento que recibe y lo que es más importante a identificar y controlar los síntomas y efectos secundarios que pueden ir apareciendo a lo largo del tratamiento del cáncer.  Viviremos con los pacientes cada etapa de su enfermedad y como enfermeras, seremos su apoyo, muchas veces nos harán participar de su alegría, de su tristeza, de sus esperanzas o desesperanzas.

En nuestro día a día nos enfrentamos “emocionalmente” a todo tipo de situaciones y no siempre estamos preparados para afrontarlas; quizás esta sea la parte más complicada de nuestra especialidad.  En ocasiones necesitamos estrategias que nos ayuden a trabajar con el dolor, la ansiedad, la negación, la rebeldía y el mal humor de pacientes o familias que no aceptan lo que les está pasando o buscan en nosotros un apoyo emocional extra.

El paciente oncológico es muy sensible y receptivo a una sonrisa, a la simpatía, a alguien que le escucha, a las personas que les tratan con “humanidad”.

Tener una enfermera de referencia a lo largo de todo el proceso, ayuda a los pacientes y sus familiares a sentirse apoyados, resolver cualquier duda y en definitiva sentirse más seguros a la hora de afrontar su enfermedad.

 

          Vosotras que trabajáis día a día en el hospital MD Anderson y que tratáis con los pacientes, ¿Cómo son las dificultades sociales que pueden tener los pacientes con cáncer y sus familias?

Hay que tener en cuenta que los procesos oncológicos cada día son más “Crónicos” y por tanto estamos hablando de muchos años de tratamientos, de visitas continuadas al hospital que interfieren en la vida familiar y laboral.

No solo es el paciente el que ve alterado su día a día, también la familia ve afectada su rutina.

En nuestro trabajo nos encontramos con pacientes que afrontan de manera positiva su nueva situación y continúan en la medida de sus posibilidades con su vida social, familiar y laboral. En otros casos, por diferentes motivos el paciente no puede continuar con su vida normal.

Hay varios factores que pueden influir en uno u otro sentido: las secuelas físicas que haya dejado la enfermedad o el tratamiento, la voluntad del paciente, la actitud de la familia, el tipo de trabajo, la existencia o no de programas de ayuda en las empresas, etc.

 

          ¿Cómo puede influir la enfermería ante la adaptación y calidad de vida los pacientes?

La enfermera contribuye de forma activa en el proceso de adaptación del paciente a su enfermedad desarrollando las competencias antes descritas. Con información, educación al paciente y apoyo emocional.

Con las intervenciones descritas anteriormente se trata de dar protagonismo al paciente de tal forma que tome las riendas de su enfermedad.  Tener toda la información, el apoyo de familiares y del personal sanitario que le atiende le ayudará a toma las mejores decisiones enfocadas a un afrontamiento eficaz logrando calidad de vida.


Epecialízate con el Máster en Enfermería Oncológica de MPG, una de las áreas con más demanda de profesionales especializados. Para más información puedes llamar al teléfono teléfono 915 188 773, mandar un WhatssApp al 692 214 550 o escribir un emil a cursos@mpg.es

Administrator

Leave a comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.